MANIFESTANDO LA ACTIVIDAD EQUILIBRADA

Señor Maitreya

EL SEÑOR MAITREYA:

The Shamballa Letter, Vol. VI, Nº 4
octubre 9, 1984

Ustedes, los chelas, están en la encarnación para convertirse en Maestros del Amor.

No existe ninguna corriente de vida que no sea de alguna manera un Dispensador del Elemento Amor.

El Amor es la fuerza dual de expansión y contracción, cohesión y radiación. Es una fuerza centrípeta y centrífuga. Cada uno debe estar anclado en el centro exacto de su mundo y las dos fuerzas controladas igualmente según el requerimiento del momento. Esto es maestría.

El Amor debe ser capaz de dar de sí mismo en la liberación de la radiación y sostener un objeto en su propia órbita para que éste ni se acerque ni se aleje demasiado de la inteligencia central gobernando, de acuerdo al Diseño Divino.

Este es el aspecto más difícil en el logro de la Maestría; controlar la vibración de la Fuerza del Amor inspirándose y mantener el balance entre la Bendición y la Absorción.

Por ejemplo, si la atracción del Sol atrajera un planeta en una porción infinitesimal demasiado cerca al Centro, éste cesaría de ser. Así es con el hombre en su relación con cada cosa viviente y respirante, con cada objeto inanimado y con cada fuerza y poder con el cual está dotado.

El hombre que atrae conocimiento y poder desde la vida y no da el balance en servicio está FUERA DEL CENTRO.

El hombre en su experiencia actual diaria con la Ley y Poder del Amor o usa demasiado la fuerza de salida, que repele a los individuos y las cosas o, a través del mal uso del poder cohesivo acumula más que lo que puede balancear en servicio.

La gran lección que todos deben aprender es la ACTIVIDAD EQUILIBRADA.

Esta corta revisión debería facilitar el progreso de todos los chelas en su viaje hacia adelante en la Luz.

MAITREYA

CS VOL.VI, Nro 41 –  1984