AMEN LIBREMENTE A LOS ELEMENTALES

EL AMADO PABLO, EL MAHA CHOHAN

El Redentor y Salvador personal de cada miembro de la raza humana, Ángeles aprisionados y Espíritus Guardianes confundidos aquí, es el SANTO SER CRISTICO anclado exactamente dentro de sus propios corazones pulsantes.

Nosotros, los de la Hermandad del Amor, estamos particularmente interesados en la expresión del poder y la belleza de ese Santo Ser Crístico a través de cada chela aspirante. Es Nuestra razón de ser!

Este Santo Ser Crístico ha sido sepultado dentro de la personalidad exterior de billones de corrientes de vida quienes han usado la Tierra como un salón de clases por muchas edades.

Ahora, El fíat Cósmico a todos sobre la Tierra (y quien deba encarnar aquí en el futuro) es «LIBERAR LOS PODERES DEL SANTO SER CRISTICO Y DEJARLE ACTUAR! Por esto, estamos tan agradecidos!

 Para algunos, el Santo Ser Crístico es aún muy efímero o irreal. Para pocos, Es una REALIDAD. Ahora, para toda la humanidad, deberá convertirse en el REDENTOR.

Ya no tendremos por más tiempo que instar a la mente externa a aceptar la Presencia del Santo Ser Crístico dentro de los corazones de toda la humanidad! Ese verdadero Santo Ser Crístico se está agitando dentro de Su tumba, preparándose para romper hasta las ataduras del uso destructivo del libre albedrío y expresarse El mismo. Por esto doy gracias a Dios!

Su propio y querido Santo Ser Crístico será de inestimable ayuda para que amen libremente a los Elementales que componen su vehículo físico presente. Esto les dará un sentimiento de Amor por toda vida aprisionada.

Este sentimiento no es la expresión negativa de la «lástima» sino la expresión positiva de la «compasión», por toda vida atada a la sombra y aprisionada, donde quiera que vean aflicción. AMENME LIBRE es el llamado de toda vida aprisionada.

De ustedes es el Poder para hacer solo esto. No sean culpables de los pecados de omisión en esta, su oportunidad y momento especial!

Verdaderamente establézcanse en los negocios de Nuestro Padre y ayúdennos a AMAR TODA VIDA LIBRE! Les ayudaré también!

Pablo

La Palabra, mayo 1980