Conciencia

Escucha el audio aquí:

El estado de conciencia en el cual uno hombre vive determina cuánta felicidad o desdicha él conoce durante su estadía sobre el plano Terrenal.

No existen dos seres no ascendidos que vivan en el mismo estado de conciencia constantemente. Los seres no ascendidos se reúnen y entran a la misma esfera de conciencia en una lectura, en las escuelas y en las iglesias, y por un momento se codean, pero regresan nuevamente hacia dentro de la rueda y esfera de su conciencia individual desarrollada a través de las centurias. Dentro de estas formas de espiral material, ellos saltan como una pelota de goma a través del curso de un día, se sumergen dentro de la oscuridad, son elevados por la exaltación temporal, explotan en la ira, y así sucesivamente; algunas veces pasan a través de cientos de estados de conciencia en el curso de un período de ocho horas.

Ahora bien, cada estado de conciencia a través del cual ellos pasan tiene una vibración. Todas las tendencias y emociones destructivas naturalmente tienen una acción vibratoria que es  desintegradora para la naturaleza espiritual evolucionando a través del alma. El alma que está siendo golpeada por estas vibraciones (las cuales cambian algunas veces tan a menudo como tres veces en un minuto) trata de captar la Luz de la guía Espiritual y algunas veces la dirección desde lo alto; al Ser Superior se esfuerza en enviar a través de este torbellino de vibraciones suficiente presión para ser el poder guiador del alma.

Esto requiere que el Ser Superior deba asegurar una acción vibratoria de Su Luz que pueda pasar a través de las ondas de vibración; pero antes que esa Luz pueda ser anclada, el individuo ha pasado hacia dentro de otra acción vibratoria y estado de conciencia. La Conciencia Espiritual nuevamente cambia la dirección vibratoria, pero para el momento en que esta alcanza el alma, el alma está en otro estado de conciencia –corriendo de un lugar a otro- con el Ser Espiritual esforzándose en agarrarla lo suficientemente quieta en cualquier estado de conciencia para asegurar una entrada para traer la Luz y el Auxilio Espiritual requerido.

Ustedes, por lo tanto ven que entrenar individuos para que mantengan un estado de acción vibratoria más o menos estable en sus vehículos, es hacerles capaces para que su propio Ser Superior  les dé a ellos el Alimento Espiritual, la guía y el Coraje requerido para su Liberación.

Muchos estudiantes nuevos disfrutando del conocimiento Espiritual algunas veces han experimentado un entusiasmo fogoso que, aunque ellos se sientan bien, va también rápidamente  a chocar con la acción vibratoria del alma; y Nosotros, por lo tanto, siempre recomendamos el sostener al ser externo en el Sendero del Medio de tal forma que la Luz y la Radiación desde la Presencia “YO SOY” pueda entrar y llegar a ser una con la acción vibratoria del aspirante. De ese modo el progreso y el desarrollo llega más rápidamente al hombre anclado en la Paz, antes que a la más entusiasta pero incontrolada corriente de vida.

Libro: Conciencia Divina, LAINEC

3 comentarios en “CONCIENCIA DIVINA – CONTENIDO 1”

  1. José Alberto Ocampo.O.

    Muchas bendiciones por darnos las llaves para abrir las puertas de la espiritualidad.
    «YO SOY»AGRADECIDO.

  2. Rocio Barajas

    En un mundo tan turbado de emociones y reacciones, adquirir la paz mental es un verdadero desafío. Tan sencillo como complicado de aquietar la mente. Solo la Presencia Yo Soy, podrá lograr tal estado en nosotros. Nuestra atención y aceptación a través de nuestros sentidos es responsabilidad nuestra ante el libre albedrío que se nos dio.
    Muchas gracias por la enseñanza.

  3. Wanda M Vázquez

    Agradecida. Muy a tiempo las lecturas y sus enseñanzas. Aquietarme, para recibir. Gracias Gracias Gracias:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *