LAS OPORTUNIDADES DE ESTE AÑO

Maha Chohan, Paloma

EL MAHA CHOHAN

El Boletín, Vol. 12, Nº 39
29 de diciembre de 1963

Durante este año hemos dado a ustedes la oportunidad para que Nosotros, y ustedes también, pudiéramos ver la fortaleza Interna de su Espíritu Interno escalando (aparentemente solos) el Sendero de Luz.

La gran mayoría de ustedes, Mis chelas, a través del sufrimiento, la superación de tentaciones y conflictos individuales internos, han logrado un extraordinario entendimiento en sus Cuerpos Mentales.

Esto hace de cada uno de ustedes un instrumento fino para la expansión de la Ley, pero, al igual que tantos escolares, ustedes todavía no han aprendido que la más grande parte del trabajo está en el uso de El Fuego Sagrado a través de sus cuerpos internos para preparar el terreno para la semilla.

El escolar promedio es como un hombre plantando un campo sin primero arar, escarificar y fertilizar la Tierra.

El contacto del Santo Ser Crístico del individuo y la Invocación a los Poderes invisibles debería preceder al período de contemplación diaria a fin de facilitar la plantación adecuada de la semilla en terreno fértil. Luego usando las instrucciones de la Luz – tales como Mis humildes palabras, quizás, como la semilla, y meditando sobre ellas hasta que florezcan en su vida, se asombrarán con el gran progreso que puedan hacer desarrollando sus recursos espirituales por sí mismos.

Firme es el árbol que tiene fuerza suficiente como para pararse solo, sin recostarse de su vecino por protección. Así que Mis amados, vamos a ver su Luz Espiritual guiar sus pasos a través de este nuevo año. Las experiencias de esta vida son como un segundo entre las grandes experiencias de su Espíritu durante millones de años.

La Liberación Cósmica de su alma es un regalo tan grande en comparación con la agonía temporal de su ser personal que desearía que pudieran elevarse hacia la comprensión más completa de la gloria que ustedes experimentarán para la eternidad, y saber que este período corto de espera es sólo que las impurezas restantes deben ser consumidas antes de la llegada de su glorioso Día Eterno.

El Maha Chohan

CS VOLUMEN XXIII- Nro.53 – 2001