La Conciencia Crística Cósmica

Conciencia Divina edit

Escucha el audio aquí:

Hay un gran Mar Universal de la Conciencia que envuelve todas las cosas vivientes y creadas, desde el Logo Solar hasta la hoja de grama. Esta es el Aura y la Radiación  de los siete cuerpos del Gran Sol Central para este Sistema.

La conciencia del hombre representa la exhalación de sus siete cuerpos, y la periferia de su aura es el conglomerado de la masa de radiación descargada desde estos cuerpos. Así también es con la gran Conciencia Crística Cósmica, que forma la periferia de nuestro Universo, que contiene dentro de Ella misma toda la Ideación Divina, El Sentimiento y los Poderes de ese Corazón Divino desde donde todos nosotros vinimos a la forma.

De acuerdo con la Capacidad, de las inteligencias, individuales viviendo dentro de la gran Conciencia Crística Cósmica, para percibir la Belleza y la Perfección que hay allí, se manifestará para ellos.

Todos nosotros estamos en el proceso de reconocimiento y actualización de esta Conciencia Crística Cósmica a través de la conciencia individual que hemos evolucionado, y que forma para Nosotros la periferia de Nuestros propios mundos de experiencia. Nuestra habilidad para percibir la Verdad, y disfrutar la mayor vista de su horizonte expandido, Nos eleva constantemente hacia dentro de un mayor despertar de eso que es, y siempre es Nuestra gran Alegría, la de traducir, transferir y transmitir esa porción de la Verdad que ha sido Nuestra, para que la perciban aquellos quienes sostengan sus conciencias abiertas ante Nosotros para alimentarlas.

Ese es el propósito de toda relación entre el Maestro – Chela; el propósito de toda relación entre el instructor y el estudiante en la octava humana – en los canales educacionales así como también en los estudios de las Leyes Superiores. El Instructor da de las riquezas de Su conciencia al estudiante; los padres al niño; y el Maestro al hombre. El hombre da del contenido cuestionable de su conciencia, el uno con el otro, en un constante tráfico de comercio. La conciencia es una de las actividades más comercializadas de la raza.

El hombre que ha escogido enriquecer su conciencia ha escogido sabiamente, porque no hay otro beneficio que perdure que pueda ofrecer esta Tierra o cualquier Estrella o Sol. Cuando él deja este plano, es sólo la conciencia lo que va con él, y cuando Jesús dijo “guarden sus tesoros en los cielos”, el habló de esta Verdad.

Para retornar al principio de Nuestra instrucción, esta Conciencia Cósmica es como un océano, y sus siete vehículos están inmersos en medio de él. La vida y la capacidad de sentir en sus mundos  de sentimientos es una porción de la Naturaleza de Sentimientos de Dios, ¿pero cuánto de ésto? La capacidad dentro de la mente para pensar es una porción de la gran Llama del Pensamiento del Cristo Cósmico, y toda la energía del cuerpo físico es una porción del Poder de Dios que dota la vida.

Por lo tanto, identifiquen sus siete cuerpos con esta Presencia Cósmica, y en la contemplación, ATRAIGAN todos los Poderes del pensamiento y sentimiento que están dentro del Cristo Cósmico, QUE PRECEDEN a la aplicación.

Ustedes pueden tomar una respiración poco profunda, como la mayoría de ustedes lo hacen, y tomar no más que un poquito y muy ligeramente de las corrientes vitales que están en el aire físico, y toda la vitalidad del Cristo Cósmico que pudiese animar al cuerpo físico estaría sin ser tocada. Otro individuo puede atraer de ese mismo aire suficiente vitalidad como para hacer a ese cuerpo inmortal. Es lo mismo con sus vehículos internos.

Si pueden entender esto, no sólo podrían  tratar con gran éxito a sus propios receptáculos, sino que podrán entrar dentro del Creación Cósmica, porque no hay ninguno que les diga “no” en lo tocante a cuando del Poder Divino ustedes pueden escoger con el cual se identifiquen a sí mismos.

Libro: Conciencia Divina, INEC

Encuentra todo el contenido desde el número 1: AQUÍ