LEY DE SERVICIO IMPERSONAL

LA AMADA SEÑORA NADA

El Puente, abril 1959

Como un humilde asistente del mismo Serapis Bey, hablo con Autoridad cuando digo “ustedes pueden aprender cómo amar impersonalmente a toda vida aprisionada, haciéndola más confortable y perfecta en su expresión.”

Como les he dicho, a menudo, la experiencia personal que fue Mía Me capacitó para ayudar al Amado Serapis. Tuve que aprender a amar la Sagrada Llama Crística en los corazones de Mi familia primero, hasta que ellos desarrollaron ciertos talentos y virtudes latentes.

Uno de los Mandamientos dados a Mí por Mi Instructor, la Bendita Caridad, era nunca permitir a nadie saber el Servicio que estaba prestando.

Muchos individuos, quienes han alcanzado el desarrollo de diversas Virtudes, son incapaces de refrenar el ego externo del pecado de “vanagloriarse” de sus logros y luego, el regalo, virtud y bendición se va.

Estoy dispuesta a ayudarles, amados seres, a aprender esta Ley de servicio impersonal a toda vida aprisionada ahora. Además, estoy dispuesta a ayudarles a superar la inflación de la personalidad externa por éxitos temporales.

Dentro de la Rosa Rosada… muy felizmente descenderé a su aura, a su invitación, dándoles la asistencia de la energía que era y que es Mía para ofrecer.

La Palabra, noviembre 1996