ENCONTRANDO SU SANTO SER CRÍSTICO

Elohim Vista

EL AMADO ELOHIM VISTA:

El Boletín, Vol. 24, Nº 38
21 de diciembre de 1975

Yo soy Vista, el Ojo Todo-Avizor de Dios, algunas veces referido como Cyclopea, y estoy muy feliz de estar entre ustedes.

Pueden imaginar la red de energía, de Poder Divino, que sostiene a los planetas en sus órbitas? Verdaderamente es una tarea demasiado grande para la mente finita, pero Nosotros debemos tener un Sendero de Luz sobre el cual los Seres Cósmicos y Ángeles podamos viajar sin interferir con la red intrincada y extraordinaria de energía que sostiene a esta Tierra en Su órbita, y a todos los demás planetas bajo los Poderosos Alfa y Omega.

Ustedes saben que sobre sus frentes hay un Foco del Ojo Todo-Avizor de Dios y aunque no visible ante la vista física, ese Foco a menudo es referido como el Tercer Ojo. Cuando la humanidad llegue a estar armoniosa, dedicada, sirviendo a la Luz, todos y cada uno verán la Gloria de Dios a través del Ojo Todo-Avizor.

Ahora bien, en virtud de que es Mi privilegio dirigir la Luz hacia dentro de ese punto sobre sus frentes, he venido a decirles que les daré toda la asistencia permitida por Ley Cósmica para que tengan ese Tercer Ojo abierto… si sólo Me lo piden!

Ustedes saben algunos chelas Me llaman cuando ellos pierden algo en el mundo físico y dicen Oh Vista, Ojo Todo Avizor de Dios, encuentra ese articulo particular por mí… palabras en ese sentido.

Quiero imprimir sobre sus conciencias, de cada querido ser, que estoy aquí para ayudarles a ENCONTRAR a su Santo Ser Crístico. Oh, sí, ustedes disfrutan ese estado de Conciencia fugazmente, pero Nosotros estamos dependiendo de Nuestros amados chelas para aceptar y ser esa Conciencia Crística en este momento de cambio evolucionario.

No muchos piensan en Mí, Oh sé que existen muchos Grandes y Gloriosos Seres en los Reinos del Cielo pero cada uno de Nosotros tiene una Misión específica y una de las Mías es ayudar a la humanidad de la Tierra a encontrar a su glorioso Ser Crístico.

Cuando puedan ver con la Vista Interna los gloriosos Reinos del Cielo – Ah, el pequeño ser se convierte en nada… meramente un servidor a través del cual el Hombre Dorado – el Cristo dentro – puede servir en el mundo de la forma.

Les doy muchas gracias por su atención… Dios les Bendice.

El Elohim Vista

CS VOLUMEN XXXVI Nro 51 – 2014 -extractos-